Los labios mienten…

¡Los ojos no!

― Relatos de una suicida. (via muertapordentroo)